Como diría aquel en mitad de una entrevista… me encanta que nos hagan esta pregunta. Es una de las clásicas, de las que casi todo el mundo nos hace en algún momento. En este artículo queremos aclarar las diferencias entre un tpv y un datáfono, y para ello os vamos a contar una situación que es bastante habitual para nosotros. La hemos titulado “La historia de mi tía Enriqueta”.

Muchas son las veces que algún familiar o amigo, queriendo ayudar, te dice eso de “Oye, pues en ‘Modas Toñi’, necesitan un TPV, que estuve el otro día y vi que no tienen”. Dispuestos a satisfacer la demanda de nuestros clientes nos dirigimos a esa oportunidad de negocio. Una vez allí, en ‘Modas Toñi’, esperamos a que la encargada termine de atender a su clientela, preparamos nuestro equipo para realizar la mejor de las demostraciones… y se genera esta conversación:

Toñi: Buenos días.
Mosaico: Hola que tal, mire mi tía Enriqueta (no es nuestra tía de verdad… pero si la de nuestra amiga Alicia), me ha comentado que necesita usted un TPV.
Toñi: Ohhhhh sí que alegría, por fin ya están aquí ustedes. Verá… es que nosotros tenemos un tpv con el banco, pero no estamos satisfechos.
Mosaico: ¿Con el banco?
Toñi: Efectivamente. No estamos nada contentas con ellos.
Mosaico: Vaya… pues mire, no se preocupe. Vamos a hacer unas gestiones, ya que tenemos un amigo que trabaja en este otro banco, y seguro que le hace una propuesta inmejorable.
Toñi: Pero… ¿entonces usted?
Mosaico: nosotros trabajamos lo que se llama “Terminal Punto de Venta” o, abreviado, TPV. Pero lo que usted me está pidiendo es un datáfono. No se preocupe, que le pongo en contacto con mi amigo para solucionar ese problema que tiene con su banco. Eso sí… ya que estoy por aquí, permítame comentarle que lo que nosotros podemos hacer por ‘Modas Toñi’ es sustituir esa libreta en la que veo que está anotando los pedidos por un magnífico equipo informático que le permitirá controlar el stock de almacén, todas las prendas a la venta, las tallas, los colores, calcular el ticket medio de su cliente, gestionar ofertas…

Lo que ‘Modas Toñi’ necesitaba era un datáfono, un aparato para poder cobrar con tarjeta de crédito que conecta directamente con el banco. En Mosaico Soluciones estamos encantados de poder ayudar a Toñi en este aspecto poniéndola en contacto con un proveedor de ese servicio en el que tenemos depositada toda nuestra confianza. Pero en lo que realmente podemos ayudar de forma directa es en proveerla de un equipo informático que le permita controlar las ventas, el stock, las cuentas de los clientes, las tallas, los colores… en definitiva todo su negocio. Y ese equipo se llama TPV.

Al final, la tía Enriqueta ha ayudado a su amiga de “Modas Toñi” a gestionar su negocio, siendo más eficaz y ganando más dinero.

¿Qué diferencia hay entre un TPV y un datáfono?
4.2 (84%) 5 votes