La era Internet ha supuesto un revulsivo en las tecnologías de la información. De buenas a primeras, todo el mundo puede estar en contacto con todo el mundo sin moverse de su lugar de trabajo. Pueden cerrarse grandes operaciones por Skype, firmarse contratos por correo electrónico… Pero, yendo a lo cotidiano, podemos reservar una mesa para un restaurante, concertar una cita con el médico o realizar una transferencia bancaria. La aldea global que predijo Marshall McLuhan es ya una realidad. Sin embargo, esta revolución conlleva un grave problema a nivel individual y, sobre todo, empresarial: el robo de información o la pérdida de datos.

Día de Internet Segura

El pasado 7 de febrero se celebró el Día de Internet Segura, un evento promovido por la Comisión Europea que tiene como fin último el uso responsable de las nuevas tecnologías, especialmente en jóvenes y menores de edad.

No entraremos en estas cuestiones tan delicadas como personales, porque la protección de la privacidad es un tema complejo y que tiene otro foro. Desde Mosaico Soluciones queremos hacer hincapié en lo importante que es, para una empresa, proteger sus datos y evitar fugas de información. Porque, queramos o no, buena parte de nuestro negocio está dando vueltas por Internet. No podemos y no debemos darle la espalda a la tecnología: gracias a ella, la gran mayoría de los negocios crecen, y mucho. Lo que sí tenemos que hacer es proteger nuestros datos de hackers y de fallos técnicos o humanos que los destruyan.

Robo de información y ataques informáticos: los casos más famosos

Han sido numerosos los casos en los que un ataque informático ha saltado a los medios. Bien por robo de información, bien por desestabilizar el sistema o por desprestigiar a una organización, dichos ataques causan grandes perjuicios. Los hackers son personas que manejan extraordinariamente bien la programación informática, y pueden hacer saltar las alarmas en el mundo entero. Solo del año 2016, podemos mencionar el robo de información a más de mil millones de cuentas de usuarios de Yahoo. Pero hay muchos más: los casos de robo de información que han terminado en manos de Wikileaks hacen temblar al mundo.

¿Qué pasa cuando el robo de información o la pérdida de datos afecta a nuestra empresa?

Perder datos o que suframos un robo de los mismos puede afectar muy sensiblemente a la mayoría de las pymes. Y lo hace en tres sentidos:

  1. Hay que realizar un largo trabajo de recuperación de datos, actualización de los mismos, etcétera.
  2. Debemos tener en cuenta que dicha pérdida o robo puede afectar a la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos), con las consecuencias que ello tiene.
  3. Por último, es importante tener en cuenta que dicha pérdida o robo habrán de ser subsanados, y ello puede implicar un enorme derroche de tiempo y dinero.

¿Cómo podemos ayudarte desde Mosaico Soluciones?

Sin pretender ser alarmistas, lo cierto es que no son pocas las pymes que se ven obligadas a echar el cierre debido a una pérdida o robo de datos. Para algunas de ellas, este es su mayor capital junto con sus empleados, y quedarse sin él supone la ruina. Por lo tanto, es imprescindible un proveedor de servicios informáticos que tenga el producto adecuado para ellos. En Mosaico Soluciones tenemos el servicio de almacenamiento en la nube. Y ahora mismo puede que te preguntes lo siguiente:

¿Qué es la nube?

La nube, que viene de la expresión inglesa cloud computing (computación en la nube) es el sistema de procesamiento y almacenamiento masivo de datos en servidores para que los usuarios tengan un rápido acceso a los mismos. Dicho de otro modo, toda la información que necesitemos guardar se almacena y procesa en un servidor (por supuesto, seguro) al que podemos acceder mediante contraseña y nombre de usuario.

Para entenderlo más rápidamente, los correos web como Gmail tienen nuestra información en la nube: puedes acceder a él desde cualquier dispositivo y país del mundo con solo ingresar los datos que te solicitan.

Pues bien, del mismo modo, los datos de una empresa pueden quedar a buen recaudo alojados en un servidor seguro. La solución integral de Mosaico incorpora estos tres procesos:

ALMACENAMIENTO

Como hemos comentado anteriormente, el usuario puede acceder a la información que necesite desde cualquier dispositivo. Sus datos están protegidos y, si lo necesita, los tendrá replicados cuando los necesite, para una mayor accesibilidad.

COPIA DE SEGURIDAD

La copia de seguridad o backup (también se la conoce por su término inglés) es perfecta para servidores y portátiles. Podremos seleccionar la información de la que deseamos obtener una copia de seguridad de una manera sencilla y cómoda, sea cual sea nuestro nivel de conocimiento informático. Todo ello, sin necesidad de un software adicional.

PROTECCIÓN CONTRA LAS AMENAZAS INFORMÁTICAS

Nuestro post de hoy versa precisamente sobre esto: robo de información y protección de datos. Para grandes corporaciones como Facebook o Twitter, un ataque informático puede suponer un fuerte revés, pero seguirán manteniéndose a flote. Sin embargo, para una pequeña o mediana empresa las consecuencias pueden ser devastadoras.

Se trata, en definitiva, de proteger nuestros datos por un precio mucho más que razonable. Para una pyme es imprescindible que una potencial amenaza web no suponga ningún quebranto. En Mosaico Soluciones tenemos el producto a medida para ti, con conexiones seguras, sistema de protección de identidades y lo que es más importante, de manejo sencillo para cualquier persona que no esté familiarizada con el entorno web. Ponte en contacto con nosotros y te daremos una opción a medida.

Las 10 cosas que, como usuario, puedes hacer para protegerte

Queda claro que para una empresa es imprescindible un servicio informático personalizado que la proteja de ataques externos. Sin embargo, como usuarios finales es importante protegerse. Y hacerlo como persona o como profesional. He aquí algunas medidas que debemos tomar para protegernos:

Cuida tu imagen (y la de tu empresa)

No subas fotos tuyas o de tu entorno que puedan suponer un problema. La reputación online tiene un enorme peso en nuestra vida, personal y profesional: no pienses en las consecuencias inmediatas, sino en el largo plazo.

Haz búsquedas periódicas sobre ti en Google

Introduce en Google tu nombre o el de tu empresa. Así sabrás si alguien está intentando usar esos datos de forma maliciosa.

Utiliza apodos

Especialmente, en redes sociales. Tus amigos y familiares seguirán sabiendo que se trata de ti. Y quienes no te conocen no tendrán acceso a datos que no necesitan saber.

No reveles información sensible

Es más: intenta contar lo menos posible de ti, de tus aficiones, de dónde vives… Toda esa información puede ser utilizada con malos fines.

Cuida tus contraseñas

Utiliza códigos alfanuméricos complicados de localizar para otros pero fáciles de recordar para ti. No reveles esta contraseña a nadie. No uses datos que mucha gente conoce (nombre, fecha de nacimiento). Cámbialas con cierta frecuencia.

Cierra sesiones

Sobre todo, cuando te conectes desde terminales que no son tuyos. Mucha gente podría acceder a tus datos. Ten un cuidado extremo, además, con el acceso a tus cuentas bancarias.

Protege tu privacidad en redes sociales

No des acceso a cualquiera; las redes sociales son un nicho de potenciales hackers. Decide qué información quieres compartir. Y lo más importante: no des información sensible.

Actúa con mesura en ellas

Piensa antes de publicar. A veces podemos escribir bajo los efectos de un momento de mal humor. No lo permitas y piénsalo antes.

Ten varias cuentas de correo

Utiliza una para tus amigos, otra para el trabajo, otra para darla en redes sociales… De este modo, protegerás tu reputación online y, además, evitarás robos de información masivos.

Trata a todo el mundo con respeto

No son pocos los casos de personas que se ven metidas en un proceso judicial por haberse excedido en las redes sociales. Es importante para mantener una buena reputación, pero también para evitar problemas.

Puntúa este artículo