Si en un post anterior comentábamos las ventajas de tener un TPV en tu comercio frente a una caja registradora, hoy queremos incidir en un asunto fundamental: el mantenimiento del TVP.

¿Por qué es tan importante el mantenimiento del TPV?

Es fácil entender que un terminal de punto de venta ha de estar en perfectas condiciones siempre, ya que es el motor de nuestro día a día en lo que a gestión del comercio se refiere. No podemos trabajar sin nuestro método de gestión de ventas, sea este el que sea. Y todos son susceptibles de no funcionar: si hablamos de las ya obsoletas máquinas registradoras, el problema se agrava, puesto que no hay manera rápida de reparar un objeto que está dejando de fabricarse y, ahí sí, solucionarlo llevaría días.

Por lo tanto, nos podemos encontrar con que nuestro TPV puede estropearse: debemos tenerlo presente. No olvidemos que es un ordenador, solo que con unas funcionalidades muy específicas. Necesitamos tener la tranquilidad de que, le ocurra lo que le ocurra, lo podremos solucionar de inmediato.

¿Qué tipo de problemas puede tener un TPV?

Como decíamos antes, un TPV no deja de ser un ordenador; eso sí, orientado en exclusiva a gestionar un comercio. Aun así, los problemas de funcionamiento pueden tener que ver con el software (esto es, el programa que lleva instalado) o con el hardware (la propia máquina en sí).

Lo habitual es que la máquina sea eficaz al cien por cien; es más, lo normal es que la inmensa mayoría de los problemas se puedan resolver de manera inmediata, ya sea de modo remoto o de modo presencial. Pero, como ocurre con cualquier aparato que incluye cierta tecnología, hay que plantear los posibles escenarios con un TPV estropeado. Pensemos que a las habituales incidencias de un sistema informático se unen los posibles errores humanos. Unos y otros deben estar respaldados por un buen servicio técnico que nos saque de apuros en tiempo récord. ¿Cuáles pueden ser estos problemas? Citamos los más habituales:

La pantalla táctil deja de funcionar

Los motivos por los que puede ocurrir esto son diversos: daños en el driver, en el USB…

No se imprimen tickets

Puede ser desde una mala instalación hasta lo más sencillo: que el tóner no tenga tinta.

El equipo no funciona

Puede ser un problema de instalación de algún programa o una cuestión de software que necesite reparación o sustitución.

Como veis, los problemas de un TPV son similares a los de un ordenador y sus periféricos. El problema llega cuando necesitamos reaccionar en poco tiempo para que nuestro negocio no se detenga debido a ello. Y ese es el motivo por el que contratar un servicio de mantenimiento resulta altamente tranquilizador; nos aseguramos de que, tengamos el problema que tengamos, va a ser resuelto de inmediato. Nos aseguramos de este modo de que, cuando haya una incidencia, el servicio de posventa va a poner fin a nuestros problemas.

¿Por qué es importante contratar un servicio de mantenimiento del TPV?

Puede suceder que se den numerosas incidencias en el mismo periodo de tiempo, por lo que la contratación del servicio de mantenimiento nos asegura prioridad en la resolución de la nuestra. Al contratar un servicio de mantenimiento del TPV logramos, además de rapidez, eficacia: en Mosaico Soluciones nos comprometemos a personalizar dicho servicio de mantenimiento para que, ante el menor problema, la gestión de tu negocio quede bajo control. Como instaladores de software para TPV y técnicos expertos, tenemos la capacidad de detectar la incidencia a gran velocidad.

A menudo puede suceder que los problemas que genera un TPV sean sencillos de solucionar; muchos de ellos se solventan en remoto —esto es, mediante una simple llamada a nuestras oficinas—. Otros, sin embargo, han de ser resueltos de manera presencial. En cualquier caso, en Mosaico Soluciones contamos con planes de mantenimiento adaptados a la necesidad de cada cliente y con tarifas perfectamente asumibles.

¿Cuáles son nuestras tarifas de mantenimiento del TPV?

Cada cliente puede optar a tres soluciones distintas:

  1. Servicio prestado en remoto, de lunes a viernes: esta solución es perfecta para la mayoría de los comercios que no abren en fin de semana. Las incidencias se solucionan por conexión remota o telefónicamente, sin ayuda presencial. El precio: a partir de 1 € al día. Menos de lo que cuesta un café.
  2. Servicio prestado en remoto, de lunes a domingo: una opción mucho más interesante para el negocio de la hostelería, que abre todos los días de la semana. Las incidencias se solucionan de la misma manera que en la opción anterior, pero con un horario ampliado a sábados y domingos. Precio: a partir de 2 € al día.
  3. Servicio presencial, de lunes a domingo: con esta tarifa nos aseguramos que cualquier problema que pueda tener nuestro sistema se resolverá con el técnico en el lugar de la incidencia. Precio: a partir de 3 € al día.

Algunos consejos para el buen funcionamiento de nuestro TPV

Antes de proseguir con este punto, resumimos: contratar un servicio de mantenimiento del TPV (o servicio posventa) es esencial para nuestro negocio. Por una parte, nos aseguramos de que, en caso de fallo irresoluble, vamos a contar con un equipo de sustitución; por otra parte, bien el ordenador o bien las comanderas pueden caerse, mojarse, etcétera, y no necesitamos correr el riesgo de estar sin asistencia por un precio como el que ofrecemos en Mosaico Soluciones.

Además de contar con nuestro servicio técnico para resolver cualquier problema, hay una serie de consejos que conviene tener en cuenta:

Nada de software pirata

Un TPV puede infectarse con los mismos virus que un ordenador. Cuanto más seguro sea aquello que le instalemos, menos riesgos correremos. Lo barato sale caro, como suele decirse. El dinero invertido en un buen software con sus correspondientes actualizaciones es infinitamente más rentable que un software pirata. En Mosaico Soluciones trabajamos con los mejores y más eficaces proveedores de software para evitar este problema.

Instalar el TPV, dentro de lo posible, en el lugar más seguro

Especialmente si hablamos de restaurantes. Las prisas, unidas a que a menudo los camareros van y vienen con bebidas y comidas, pueden dañar nuestro equipo. Siempre que podamos, deberemos instalarlo en la zona más alejada de riesgos. Nuestros técnicos pueden asesorarte en este aspecto.

Busca un producto robusto

Y resistente al agua. Especialmente, si tu comercio está dentro del sector de la hostelería. En una tienda de ropa no precisamos de tanta resistencia en nuestro terminal, pero en un bar, restaurante, etcétera, está sometido a mayores riesgos que minimizaremos haciéndonos con un equipo adaptado a ese entorno.

Invierte en calidad

Piensa que, en la mayoría de los casos, tu TPV va a estar en funcionamiento no menos de 10 horas diarias. Y que va a ser tu mejor aliado a la hora de gestionar stocks, ventas, emitir facturas… En resumen, te va a facilitar enormemente la vida. Es mucho más razonable comprar un equipo de alta calidad, como los que te ofrecemos en Mosaico Soluciones, que ahorrar, en definitiva, una pequeñísima cantidad de dinero.

¿Tienes ya tu sistema TPV? ¿Quieres modernizarlo o contratar nuestro servicio de mantenimiento del TPV? Consúltanos. Nuestras tarifas se adaptan a cualquier presupuesto y podrás estar pendiente de tu negocio: de la parte informática nos ocupamos nosotros.

Mantenimiento del TPV: una solución barata a problemas complejos
5 (100%) 2 votes